<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d10751976\x26blogName\x3dla+estaci%C3%B3n+fantasma\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://estacionfantasma.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://estacionfantasma.blogspot.com/\x26vt\x3d-7853745699398551358', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

la estación fantasma

06 agosto 2005

Siete razones para volver a comprar discos

Andaba el otro día en pleno arrebato nostálgico escuchando viejas canciones que me gustaban de chaval (varias de las cuales, para mi sorpresa, han superado el difícil test de "joer, ¡¡¡pero como podía gustarme a mí esto!!!", esta condescendencia con mi "yo" juvenil es signo inequívoco de vejez) cuando me di cuenta que en un momento en el que había tanta cantidad y variedad de música y de una accesibilidad casi inmediata, yo me dedicaba a escuchar canciones que me gustaban con diecisiete años.

Pensándolo un rato (no mucho, no se crean) reconocí un patrón que se repite entre muchos melómanos ya bien entrada (y superada) la treintena. Llega un momento en que te cansas de seguir lo último que sale, del "ahora molas, ahora no"; el siempre voluble indie, el electroclash, la música electrónica de vanguardia, el neo country y su pastelera madre, tendencias todas que en dos años serán lo putopeor. Un panorama musical donde los grupos que ahora parten el bacalao serán el hazmerreír de todo el que quiera pasar por entendido y con buen gusto (¿se acuerdan de Oasis?, ¿dónde estarán Coldplay en cinco años?). Tendencias, como este revival del post punk que nos asola, donde todos los grupos te suenan de haberlos oído antes pero con otro nombre, generados por esa ola autorreferencial fagocitadora que se ha convertido en la fuerza impulsora principal de la música popular desde finales de los setenta; lo viejo con un sonido nuevo para enchufárselo a los chavales de ahora.

Además, para un aficionado intrépido y con inquietudes, como que da pereza cogerse lo mejor del año de cualquier revista pop-indie moderna on-line, bajarse cincuenta elepés y tirarse horas escuchándolos para que al final te gusten dos canciones. Y es que, uno de los problemas más gordos de la industria musical ahora mismo, aparte de su modelo de negocio obsoleto, es que se editan demasiadas cosas. Así, los melómanos treintañeros o cuarentones que no han dejado de escuchar música totalmente para dedicarse a sacar adelante una familia y una hipoteca como Dios manda, acaban cubriendo lagunas importantes en su cultura musical rebuscando en los rincones más oscuros de la Historia de la música popular; el pop-chicle de los sesenta, el psychobilly cavernícola, el R&B primitivo, las novelty songs, las big bands de los años veinte, el blues rural, el hillbillie, la música hawaiana vintage, de todo lo que la mente humana pueda imaginar. Música de solera para gente como nosotros, viejos amargados y curtidos en mil modas musicales. En fin, podía ser peor, nos podía dar por el flamenco o la ópera...

Peroooooooooo, como yo todavía no pago hipoteca ni tengo hijos y sí una conexión a internete y mucho tiempo libre, aquí les presento unas cuantas canciones bonitas para que ustedes vuelvan a comprar discos (eso sí, si no son de mi cuerda pop-chicletera-comercial-ye-yé, ya se pueden pasar a otra cosa). Ccanciones para lo que entendía Carlos Berlanga el pop, para canturrear cuando sales a pasear con tu novio/a. Como hago yo cuando salgo a pasear con la mía.


Plastic Operator · Folder [escúchala aquí] Si les dijera que esto es un duo de dos pijos canadienses francófonos que se fueron a UK ha hacer el capullete pinchando por las discotecas y tal, como que se la suda, ¿no?. Lo que importa es que "Folder" es la mejor canción de lo que va de año, un juguete electropop sobre el amor efímero en tiempos del p2p, altamente pegajosa y tatareable (aunque eso podría aplicarse a todas las canciones que figuran aquí) con unos arreglos de cuerda irresistibles. Próximo elepé en Sunday Best Records, pero escuchando las otras dos canciones del single tiene toda la pinta de ser un fiasco. Siempre nos quedará el single...



The Pipettes · Judy (Watcha gonna do) La nueva sensación pop megaundergraun para enterados. Tres muchachas enfundadas en vestidos sixties a cuadritos blancos y negros que interpretan canciones escritas por un grupo de chicos en la sombra (los Casettes). Canciones absolutamente redondas que evocan el Brill Building, Spector, la Motown, el twee pop y todos los grupos de chicas que se les venga a la cabeza, desde las Dixie Cups o las Crystals hasta las maravillosas y desconocidas Dolly Mixture(el secreto mejor guardado de la historia del pop) pasando por Blondie o las Go Go's.

Su discográfica producción hasta el momento consta únicamente de dos singles difíciles de encontrar, montones de demos y actuación de excelente calidad que rulan por los mejores p2p del ramo. Se perfila un próximo elepé en Memphis Industries la compañía de The Go Team! que seguramente podría caer bajo la maldición de "buenos singles, mal disco" pero que en el caso de Pipettes tienen suficientes canciones como para que sea bueno no, maravilloso. Tan sólo espero que controlen la habitual incontinencia de los cedeses y no (re)llenen el disco con treinta canciones...



Johnny Boy · 15 Minutes Ya hablé de este grupo al comenzar el blog. Y es que su maravilloso single You are the generation that bought more shoes and you get what you deserve fue la mejor canción del año pasado, del presente y de los años por venir. Retomando los pasados intentos de mezclar punk con el muro de sonido de Phil Spector (los primeros The Jesus and Mary Chain, por ejemplo), resulta sorprendente que este par de dos hayan sido descubiertos y producidos por el cantante de una banda tan rollazo como Manic Street Preachers. Bien, pues aparte de tener elepé ya a puntito (disco que me tiene con los dedos cruzados, si les sale bien puede ser bestial, pero cuando digo bestial, digo BESTIAL), en su página web han publicado canción nueva, "15 minutes". En la línea de You are... aunque algo más facilona, Johnny Boy ripean la línea de guitarra de la estupenda Dancing with myself de Generation X, los inventores del punkpop, largándonos otra perlita que, a cualquiera con sangre en las venas, le pone por las nubes. Ideal para ponérsela antes de salir de jarana y comerse el mundo.



Rachel Stevens · Some Girls [escúchela aquí] Todo el mundo sabe el mal que el R&B moerno ha causado a la música popular. Sí, hablo de esa musiquilla edulcorada y sobreproducida que se ha convertido en sinónimo de música negra y de pop comercial USA, desde Maria Carey, hasta la cabezona de Christina Aguilera, pasando por la Spears, TLC o Destiny´s Child. En fin, ya saben, el género favorito de cualquier cantanta de OT.

A lo que iba, Rachel Stevens, ex-componente de un grupo prefabricado de teen pop (vale, ya sé que es una redundancia) fue reciclada en el r&b más ramplón por sus jefazos para su relanzamiento en Funky Dory. Pero no se dejen engañar por las horrorosas fotografías en ropa interior en las que aparece Rachel con un estilismo a lo Jennifer López que no le pega nada (lo de esta chica sería más un morbo de pijama y Nenuco), bien aconsejada se ha pasado al pop de baile comercial en la provechosa línea de Kylie Minogue. Un par de singles de bastante éxito (la estupenda y contundente So Good y Negotiate With Love) preludian su próximo elepé que, segun popjustice, sólo tiene una canción mala. Mi favorita, sin embargo, es Some Girls, canción incluida en la edición USA de Funky Dory y claro ejemplo de copia de la copia; muy influenciada por el sonido de Alison Goldfrapp, no es más que otro saqueo del clásico inagotable del pop chicle; Rock and Roll part 1 de Gary Glitter. Eso sí, resulta una adictiva canción entre el glam y el pop más pegajoso.



Helen Love · Bubblegum Killers "El punk consiste en hacer las cosas en tu casa" es el principal mandamiento de este grupo galés cuya colección de discos se limita al primero de los Ramones. Helen reanuda la edición de singles, en esta ocasión el volumen cuarto de las aventuras de Helen Love después de grabar su único y primer elepé donde abandonaban un poco las coordenadas del acelerado punk de juguete del principio para abanderar una revolución punkpopbubblegumdisco que, por supuesto, fue totalmente ignorada.

Pues que decir de Helen Love, la mayor fan de Joey Ramone que hay en el mundo (y que consiguió que el ídolo, a su vez, fuera fan de ella) se agenció un casiotone, una caja de ritmos y una guitarra de juguete y a comerse el mundo con sus colegas. Es como un personaje de tebeo, apenas hay fotos de ella y a ratos es para dudar de su existencia. Saca singles de abigarradas portadas deliciosamente kitsch pop en plan hazlo tú mismo, como si fueran los números de un tebeo que fuera relatando sus aventuras que son luego recuperados en compilaciones (los Radio Hits, que van por la tercera entrega). El mundo de Helen Love está poblado de riot grrrls, de sol, de mar, de playa, de diversión, amor, agudos puyazos al panorama musical UK y devoción por los Ramones. El mejor y único grupo que merece llevar la etiqueta de punk desde el '77. Y además en el single viene Wigwambam, una canción dedicada a las locas de Jaime Hernandez. 'Nuff Said.


Y finalmente, por dar el toque español, Los Soberanos, la esperanza blanca, perdón, catalana, del ye-yé acaban de editar disco con Elefant; Maratón ye-yé. Un elepé donde echo de menos temas clásicos del grupo como El turista 1.999.999", "Yo no tengo a nadie o Qué chica tan formal, solo disponibles en un bonito EP de cuatro canciones publicado hace años. A cambio han incluido el estupendo hit de Raphael (sí, sí, ese ser en el que están ustedes pensando) etapa ye-yé; Todas las chicas me gustan [escúchela aquí], manifiesto que suscribo. En fin, salvo un par de canciones el disco mola, y lo que es más, le molará a tu madre también.

En fin, el duo tecno de toda la vida, unos recuperadores de la época dorada del pop, unos adoradores de la santa figura de Joey Ramone y unos melenudos. Desde luego no les ofrezco nada que vaya a hacer avanzar la música pop hacia horizontes insospechados, simplemente es más reciclaje pero hecho con gusto y gracia. En unos tiempos no demasiado buenos para la manifestación más colorista de la juventud consumista, ya sólo cabe esperar que este eterno retorno a los mejores momentos del pop comercial revitalice la paupérrima situación presente y haya un par de grupos que merezca la pena seguir, con eso me conformo. Porque esperar una revolución que genere una nueva época dorada del pop como ocurrió con la explosión punk en una situación similar, es ya una quimera. El populacho no está por la labor y el gusto del público es cada vez peor (lo siento pero tenía que decirlo). Y la música pop hace tiempo que dejó de ser el motto principal de una hipotética cultura juvenil para pasar a ser lo que suena durante los anuncios y cuando te llaman por móvil, una opción más de ocio entre las muchas que ofrece el centro comercial del extrarradio. En fin, los tiempos cambian, la ciencia avanza. Pero yo no.

8 Comments:

At 1:23 p. m., Blogger Xoota said...

Puf. Acababa de escribir una parrafada y la he borrado. Pensar por la mañana se me da un poco mal.

Venía a decir que sí, que la verdad es que el panorama musical cansa si entendemos por panorama musical lo que nos vende la MTV. Incluso mi generación esta cansada de ver a los tropecientos clones de Joy Division que acaban de salir. Sobre si se editan demasiadas cosas... No sé si ese es el problema. Yo creo que más bien es que en tiempos del P2P donde deberían currárselo más los artistas para intentar hacer vender sus discos, a lo único que se dedican es a tirar 12 canciones en un disco, y ya la MTV se encargará de darle cohesión interna y de que suene bien machacando continuamente.

Y eso sin contar que lo que vende es la estética más que la música. Legiones de personas visten con gorra roja después de ver a Fred Durst de Limp Bizkit, ahora pululan las camisas negras, corbatas rojas y rayas en los ojos del Billy Joe del American Idiot... Por no hablar de los chandal metaleros que se remangan una pata del pantalón emulando a los grupos de moda. Y mientras, se escuchan una y otra vez música premasticada y que suena igual...

En fin, yo soy de una generación posterior a la tuya, con una cultura musical distinta, pero no por ello mala. Sigue habiendo grupos buenos y a tu pregunta retórica de dónde están ahora Oasis o dónde quedarán Coldplay... Pues respondo que Oasis siguen llenando salas (y a mí nunca me gustaron) y nadie les niega Wonderwall, Supersonic o Masterplan. De Coldplay no hablo porque ya olían mal desde el principio... Pero vamos, seguro que el cantante acaba viviendo en Talavera de la Reina por culpa de Gwyneth Paltrow, de vocalista de algún grupo local como Velvetta (que son colegas y así aprovecho para publicitarlos).
Y que me voy del tema otra vez. Quería decir que también sigue habiendo grupos que a mi parecer son buenos, discos que merecen ser comprados aun perteneciendo a estilos demasiado mascados ya... Mark Lanegan Band es a seguir, y Queens of the Stone Age hicieron hace un par de años uno de los mejores discos de la década... XD

Represalias tendrás en mis canciones favoritas :D. Hoy una popera que creo de tu gusto. Y luego auguro el chandal metal que marcó mi generación... ÑEJ, ÑEJ ÑEJ.

 
At 6:08 p. m., Blogger fonz said...

Vaya, creo que me he explicado fatal, voy a tener que borrar el post...

Bueno, yo lo que quería era reflexionar porqué uno cuando pasa de los treinta y tantos le da pereza seguir la música del momento. Y, basándome en lo que veo por ahí, se me ocurrieron varios factores; la volubilidad del pop, el cansancio de ver las modas ir y venir, el cogerte lo mejor del año de cuatro páginas web y que haya doscientos discos que no te suenan de nada. Y que se editen demasiados discos agudiza esta sensación; uno, porque se cuela demasiada morralla, dos, porque la avalancha de discos desalienta a cualquiera, produce sensación de agobio y, finalmente, desinterés en el posible comprador. A pesar de eso todavía me preocupo en escuchar cosas y encuentro grupos que me gustan que son las que aparecen en el post (y otros que no he puesto). Pero vamos, no era un "todo es una mierda, lo de mi época sí que molaba". Y si ha quedao así he metido la pata. Porque mi época tenía tela...

Sin embargo creo que sí hay demasiado reciclaje desde hace ya demasiados años, en mi opinión porque la música pop ya es un elemento más de la oferta de ocio y no interesa tanto a los chavales..., no forma "culturas" como antes, no agrupa, no se identifica la gente con una música determinada. Por eso ya no saldrá nada como el punk del ´77, los chavales están en otras cosas. En fin, supongo que hace tiempo se ha completado el proceso de absorción de una cultura popular subersiva por el sistema para regurgitarla como una mercancía inofensiva. Cosa que no quita para que se sigan haciendo buenas canciones. En el caso de la música pop comercial que es lo que más me tira, pues el panorama lo veo un poco coñazo porque desde hace años los grupos más o menos "indie" (U2, REM, Coldplay...)han pasado a ocupar el nicho del pop masivo de calidad y el pop de masas ha reaccionado "atontándose" cada vez más.

Y nada, ahm, bueno, sí. No debería haber señalado a Oasis y Coldplay (en vez de estos tenía que haber puesto a los Strokes o Franz Ferdinand), más que nada porque está feo señalar. Sencillamente quería decir que en el voluble mundo del pop he visto hypes ser puestos por las nubes por enterados y revistas modernas (el brit-pop por ejemplo) para ser puestos a parir tres años después (el brit-pop por ejemplo) por esos mismos medios. Oasis eran la ostia cuando salieron, lo más de lo más, en unos años fueron el hazmerreír y ahora giran por ahí como si fueran un grupo de viejas glorias en un penoso comeback. Y cada vez va más rápido este ahora molas/ahora no, a los Strokes o Interpol les estaban metiendo caña en el segundo elepé ya... Y no era mi intención hablar de si eran buenos o malos, tan sólo quería señalar lo cansina que es esa manía del hype...

¿Chándal-metal? ay juventú, juventú... ;)

 
At 11:32 p. m., Blogger Xoota said...

>En fin, supongo que hace tiempo se ha completado el proceso de absorción de una cultura popular subersiva por el sistema para regurgitarla como una mercancía inofensiva.

++Y no te falta razón.
En cuanto a tu post, no creo que lo haya malinterpretado. Sólo quería demostrar que entre la aparente mierda que hay entre el pop comercial de ahora, están saliendo cosas buenas, como por ejemplo la cancioncilla esta que he puesto en el xootablog! (que sí, que son alemanes, pero llenan más que los planetas, y no creo que tarden en pasarse por estos lares).
Y bueno, entre el tufo de los Franz Ferdinand y tal que han salido, últimamente, pues también me quedo con los Postal Service y con los Shins), y tampoco me tengo que ir a rebuscar tanto como tú... Pero bueno, rebuscar está bien (por cierto, a ver si los puedo pegar una escucha esta noche).

>ay juventú, juventú... ;)

++Divino tesoro, que dicen ;) (nah, juventud es lo tuyo, lo mío es ser pequeñajo.)

Arreglado el embrollo. Quizá sea yo el que malentiendo. Pero para eso están los comentarios, ¿no? Para enmendar. De todos modos mi comentario tampoco se ha ido mucho del sentido/significado de tu enmienda, ¿no?

Bueno no sé...

 
At 7:56 p. m., Blogger fonz said...

Sabía yo que me tenía que haber limitado a poner las canciones y punto, jejeje.

>>>>>>Sólo quería demostrar que entre la aparente mierda que hay entre el pop comercial de ahora, están saliendo cosas buenas

Bueno, eso mismo quería decir yo pero de una manera más embrollada, sólo que yo soy más tiquismiquis y tengo que buscar más. Ah, el disco de The Postal Service me gustó mucho cuando salió, a pesar de alguna letra queeeee...

Ah, y sin comentarios pues esto no tendría ni la mitad de gracia, anda que no quedan tristes esos post con su "0 comments"...

 
At 2:15 a. m., Blogger Xoota said...

Ya ves... 5 comments y subiendo!

Rachel Stevens no me mola en absoluto, lo siento; Los Soberanos estan graciosillos; The Pipettes ya me molan más y Johnny Boy hay que tenerlos en el punto de mira, sí señor: ahí lo has dado.

 
At 8:20 p. m., Blogger fonz said...

Hombre, uno de cinco no está mal, jeje. Déjate llevar por el lado oscuro del petardeo pop más comercial y disfrutaras de Rachel (bueno, de sus canciones), jejeje...

 
At 2:45 p. m., Anonymous Llosef said...

¡Buf! La verdad es que cansa un poco tanto grupo, y sí es cierto que cada dos días sale uno que es la revolución y al segundo disco pues no, resulta que son una caca. Pero vaya, mientras sigan saliendo canciones buenas... Así, uno de los que entrarían en este modelo "odioso" de hype serían, por ejemplo, Maxïmo Park. Escucho el disco y encuentro dos canciones sensacionales y tres muy buenas. Pues no está mal, ¿no? Quizá si existiera aún el single (no sólo el de vinilo, sino el concepto de single) pues estos grupos sacarían un par de canciones, después otras dos, al tiempo su disco... No sé, como que reposarían las canciones y no editarían con esta sensación de fabricar churros.

Por un lado comparto lo que dices, fonz, totalmente: con esto del post punk, que sabes me encanta, por un lado me molesta que copien lo antiguo con tanta desvergüenza, pero por otro, pa lo que hay, que al menos copien lo que me gusta, que algo saldrá... Y a mi atrofiado gusto cosas buenas salen (y ahora pienso como xoota: soy asquerosamente diplomático, jajaja).

De los grupos que citas sólo conozco a Helen Love (compré hace tiempo sus dos primeros cedés). El resto ya sabes que los apunto...

Saludos. Y la página me parece sensacional. ¡Y los comentarios! (Vale, el mío regu).

Aprovecho y digo aquí que lo que has escrito de Gibson es... En fin, me voy a la librería pero ya.

Llosef

 
At 7:34 p. m., Blogger fonz said...

Llosef,

Pues te añado una recomendación más que te va a gustar creo; The Long Blondes "Giddy Stratospheres", que es como las mísmisimas The Au-Pairs revividas, mola bastante. Así que ya ves, tanto echar pestes del revival post-punk y voy y pico yo también. No tengo remedio.

Gracias por los piropos pero aquí el que se tiene que hacer un blog eres tú pero a la voz de ya. Esas joyas góticas, pulp o deliciosamente exóticas como Perutz o Keeler que tan bien controlas no pueden seguir ocultas al mundo. Así que ya sabes, un gran conocimiento conlleva una gran responsabilidad.

 

Publicar un comentario

<< Home